el sonido transporta al espíritu humano a diferentes estados de consciencia.​